Los vehículos eléctricos alcanzaron un nuevo hito en marzo en Noruega, donde por primera vez registraron casi el 60% de la cuota de mercado de automóviles nuevos gracias a las ventas de Tesla, según cifras del Consejo de Información de Tráfico (OFV) publicado el lunes.

Noruega, el mayor productor de hidrocarburos en Europa occidental, es un pionero en la movilidad eléctrica: su ambición es que todos los nuevos registros sean vehículos con cero emisiones para el año 2025.

Los autos de cero emisiones (todos eléctricos y, una pequeña porción, de hidrógeno) representaron el 58,4% de las nuevas matrículas el mes pasado, contra 37,2% en marzo de 2018.

“Noruega tiene todas las razones para estar orgulloso de haber establecido un nuevo récord para sus BEV (vehículos eléctricos de batería)”, dijo Christina Bu, Secretaria General de la Asociación Noruega de Vehículos Eléctricos.

La OFV explica este salto de más de 20 puntos en comparación con el mismo periodo el año pasado, especialmente por las primeras entregas del nuevo Tesla Model 3, un sedán compacto concebido para que Tesla llegue al mercado masivo.

La Asociación Noruega de Vehículos Eléctricos estima que la cuota de mercado de los vehículos eléctricos se mantendrá en torno al 50% durante todo el año en curso.

Ningún país en el mundo cuenta proporcionalmente con tantos vehículos de Tesla, pionero en la fabricación de automóviles eléctricos, como Noruega, donde se vendieron más de 5.300 modelos 3 en marzo, casi la mitad de las matrículas registradas de autos eléctricos.

A diferencia de los automóviles diesel o de gasolina con impuestos elevados, los vehículos limpios gozan en Noruega de ventajas fiscales, sobre todo en el caso de los automóviles totalmente eléctricos, lo que hace que su precio de compra sea relativamente competitivo.

* Con información de AFP. 

Tomado de: Revista Dinero