El Ing. Isidro Romero Carbo quien en días pasados se unió a la lista de precandidatos a la Presidencia de la República del Ecuador, inició desde este lunes un corto recorrido por algunas de las ciudades del país.

Esto, como lo indicó a través de sus redes sociales, lo hace con el fin de conocer más de cerca las necesidades de los ecuatorianos y poder compartir sus vivencias y experiencias como empresario.

Inició participando de un conversatorio con estudiantes y autoridades de la Universidad Técnica de Ambato, donde recalcó que la base de la grandeza de un país está en el emprendimiento, la participación activa de los jóvenes y el trabajo duro.

Así mismo a través de sus redes sociales compartió de la celebración de la Virgen de las Mercedes y del Festival de la Mama Negra en Latacunga donde fue invitado, destacó la belleza de estas tradiciones y  la hospitalidad de sus habitantes.

La mañana del martes 24, partició de un conversatorio en la Cámara de Comercio e Industrias de Tungurahua con empresarios. Allí reiteró que el país no aguanta más impuestos y que están asfixiando a la clase empresarial que es la que genera empleo. “Debemos volver a la agricultura y apoyar a los campesinos ecuatorianos que han sido los más postergados de los Gobiernos de turno “, indicó Isidro Romero Carbo. También criticó el papel nefasto de la banca ecuatoriana que se dedica a cobrar por servicios y no apoya al productor.

En horas de la tarde fue recibido por el Sindicato de Choferes Profesionales de Chimborazo y Unión Provincial de Taxistas, que agrupa miles de socios y les recalcó el derecho a su sacrificado trabajo y de la necesidad de la conversión de la combustión a movilidad eléctrica para reducir la contaminación. Tal como lo mencionó el precandidato en su cuenta twitter.

En su natal Riobamba fue recibido por productores, empresarios y dirigentes del Seguro Social Campesino. Insistió en la importancia que debe tener el agricultor para un Gobierno. Y que el país debe volver a ser el granero de América, pero pagando precios justos al agricultor reduciendo los impuestos al agro.