La carga se puede hacer en casa y el gasto en mantenimiento es mucho más bajo que el de un vehículo tradicional. Estas son algunas de las ventajas que tienen los autos eléctricos, que ya no están gravados con aranceles. El costo de la carga también es menor si se compara con un auto a combustión. Por ejemplo, llenar un tanque de 12 galones con súper requiere de USD 38 y con extra, 22,20. Para recorrer esa misma distancia en un auto eléctrico se necesita recargar dos veces, a un costo de USD 1,5 cada carga.

La autonomía de los autos depende de los modelos. Por ejemplo, el Kia Soul es de entre 160 a 200 kilómetros por carga. Según un estudio efectuado en Quito, un ve­hículo que se utiliza para ir de la oficina a la casa y realizar algún trámite en el día recorre en promedio 40 km (en la ciudad) y 80 km (valles). Así, la carga puede durar entre cuatro o cinco días.

 

Este proceso se puede hacer en casa y tarda entre 3 y 8 horas. Los autos que están en el mercado requieren energía de 110 voltios con conexión a tierra. “Un auto eléctrico no tiene piezas de desgaste como el auto a combustión, no necesita cambio de aceite, de motor, de refrigerante. El ahorro de mantenimiento es de 90% comparado con uno tradicional”, explicó Ricardo Rosales, director de Kia Motors Ecuador.

Esta tecnología aún afronta desafíos. El primero es que se requiere una masificación de las electrolineras, en especial para transporte público, sector productivo o si se requiere recorrer distancias largas. En el país se han instalado estaciones de este tipo por iniciativa privada.

Kia ha colocado 16 electrolineras gratuitas en el país. Un ejemplo es la estación del Quicentro Shopping. El servicio es para los autos de cualquier marca y modelo. Otras ciudades donde también se han instalado electrolineras son Guayaquil, donde operan 20 buses eléctricos, y Loja, que cuenta con taxis con esta tecnología. Ambas iniciativas tienen vehículos BYD.

Hyundai aún no ha importado unidades eléctricas, pero trajo un pequeño número de unidades del modelo Ioniq, para hacer pruebas en Cuenca con una estación de carga rápida. La idea es evaluar la factibilidad para colocar una red de electrolineras en la capital azuaya y zonas como Gualaceo, Paute, Girón, Santa Isabel y en la vía a Guayaquil, explicó César Padilla, gerente de Mercadeo de Neohyundai. Para ello, se firmó un convenio con la Empresa Eléctrica Centro Sur, que ofertará energía gratuita en las estaciones hasta diciembre del 2020.

El precio para el Ioniq eléctrico, que Hyundai aspira a introducir a finales de este año, se estima en USD 35 000. En el país se comercializan dos modelos de la marca Dayang (China); uno de Hanteng (China) y el Soul de la surcoreana Kia. Los precios van de USD 7 112 ( pequeños con una autonomía de 50 km) a 34 990 (cuatro pasajeros con autonomía de entre 160 y 200 km).

La eliminación arancelaria para este segmento, aprobada el 3 de junio pasado, permitirá ampliar la oferta del mercado, especialmente en autos de alta gama, dijo la Asociación de Empresas Automotrices del Ecuador (Aeade).

Tomado de: El Comercio